Tu sitio web es accesible gracias a varios servidores DNS, ubicados en todo el mundo:

La propagación de la zona DNS del dominio es un proceso de aplicación de cambios, relacionados con la zona DNS del dominio, en todo el mundo. Para que tu dominio funcione correctamente y estable, todos los servidores deben tener la misma información.

Para diferentes registros DNS, el tiempo de propagación es diferente. Para los registros NS (servidores de nombres) y A, la propagación demora hasta 24 horas (generalmente menos), ya que son los registros DNS principales de tu dominio. En casos raros, puede tardar hasta 72 horas. Otros registros DNS generalmente se propagan en unas pocas horas.

El proceso de propagación es completamente automático, puedes monitorear el proceso con el Comprobador de DNS: simplemente inserta tu nombre de dominio, elige el tipo de registro DNS y haz clic en Search:

Cuando completes el proceso de propagación, es posible que debas renovar la caché DNS para ver los cambios 😊

¿Encontró su respuesta?