¿Deseas empezar a desarrollar una página web o ya tienes una y deseas subirla en un servidor web?

Pero hay muchos tipos de servicios de alojamiento disponibles diseñados para admitir diferentes tipos de sitios, por lo que puede ser abrumador no saber cual de ellos elegir.

Listaremos los tres tipos de alojamiento web más populares para satisfacer las necesidades principales de proyectos en linea: Alojamiento compartido, Cloud y VPS.

Hosting compartido

Imagina un alojamiento compartido como vivir en un apartamento donde tienes que compartir lugares como la piscina, el patio trasero o un estacionamiento. En este caso, tu sitio compartirá los mismos recursos, como CPU, espacio en disco y memoria con otros usuarios que estén en el mismo servidor de alojamiento compartido.

El alojamiento compartido es la opción más barata entre todas. Generalmente los sitios pueden tener un ancho de banda limitado y se ralentizará cuando haya mucho tráfico en sitios web en el mismo servidor.

Ventajas:

  • Un panel de gestión que es muy fácil e intuitivo de usar
  • Requiere de menos experiencia técnica
  • Instalador automático que te permitirá instalar fácilmente los gestores de contenido más populares como lo son Wordpress, Prestashop, Joomla entre muchos más
  • Economía, los planes de hosting compartido son los más económicos entre los 3 planes de hosting que ofrece Hostinger

Desventajas

  • No proporciona acceso root
  • Menos ancho de banda y almacenamiento que en los planes Cloud y VPS
  • Propenso a errores cuando hay un alto tráfico

Servidor Virtual Privado (VPS)

Con el alojamiento VPS, seguirás compartiendo un servidor físico, pero cada usuario obtiene un conjunto específico de recursos, lo que significa que otros sitios web en el mismo servidor no lo afectarán a diferencia del alojamiento compartido.

El alojamiento VPS proporciona una partición virtual dedicada para cada usuario, asegurando que los recursos estén siempre disponibles. Por supuesto, los VPS tienen un precio más alto que el alojamiento compartido.

Si vamos a usar la misma analogía que antes, entonces una partición VPS es como ser dueño de un penthouse o un condominio: Hay muchos apartamentos como este en el edificio, pero tiene todo lo que necesita y no tiene que compartir con alguien más

Ventajas:

  • Los planes VPS son los único que garantizan acceso root
  • Potencia en recursos, más ancho de banda que no se ven afectados por el tráfico de otros sitios
  • Mucho más estable y rápido que el alojamiento compartido

Desventajas

  • Viene a un precio ligeramente más alto.
  • Necesita experiencia técnica para una buena gestión del servidor

Cloud Hosting

El alojamiento en la nube es un tipo de alojamiento web que utiliza múltiples servidores para equilibrar el tráfico y aumentar el tiempo de actividad. Está inspirado en las tecnologías de computación en la nube que permiten que una gran cantidad de máquinas funcionen como un solo sistema.

En lugar de tener su sitio alojado en un servidor, se almacena en varias ubicaciones. Si un servidor falla, por ejemplo, otro ayudará a mantener todo en funcionamiento y no se producirán pérdidas en el tiempo de inactividad.

  • Los principales beneficios del alojamiento en la nube incluyen un enfoque principal en el tiempo de actividad, recursos aislados, escalado fácil y una dirección IP dedicada.
  • Reúne lo mejor de los 2 mundos, la potencia en recursos presente en los planes VPS pero con el fácil manejo del hpanel presente en los planes de hosting compartido

Si deseas profundizar más en este tipo de planes puedes consultar el siguiente artículo

Desventajas

  • No proporciona acceso root
  • Viene a un precio ligeramente más alto
¿Encontró su respuesta?