Si no tienes acceso a la página de administrador de WordPress y deseas deshabilitar los plugins, hay un par de opciones fáciles para ti.

Cómo deshabilitar plugins a través del panel de WordPress

Si tienes el panel de WordPress integrado en tu panel, puedes hacer clic en Plugins:

Allí podrás ver todos los plugins que están instalados en tu sitio web y deshabilitarlos uno por uno:

¿Cómo deshabilitar los plugins a través del Administrador de archivos?

Si no ves un panel de WordPress o prefieres administrar datos a través de archivos, puedes deshabilitar los plugins usando el Administrador de archivos.

Paso 1: abre el Administrador de archivos

Abra el Administrador de archivos de tu sitio web e ingresa tu carpeta wp-content (domains/yourdomain.tld/public_html/wp-content). Allí encontrarás la carpeta de Plugins:

Paso 2: comprueba tus plugins y desactívalos

Si tu sitio web no usa Elementor, para deshabilitar tus plugins, simplemente cambia el nombre de toda la carpeta de plugins a plugins_disabled (o cualquier nombre diferente); esto hará que todos los plugins dentro de esta carpeta estén desactivados:

Si tu sitio web está construido con Elementor, cambia el nombre de todas las carpetas excepto Elementor. También puedes crear una nueva carpeta y mover todas las carpetas dentro del directorio de plugins, excepto Elementor. Elementor tiene una estructura especial y cambiar el nombre de la carpeta del plugin puede provocar un bloqueo del sitio. Asegúrate de no cambiar el nombre de la carpeta Elementor.

Ambas opciones deshabilitarán los plugins, ya que la ruta a los archivos ya no será correcta. Cambiar el nombre de las carpetas o moverlas de nuevo al directorio /plugins habilitará los plugins nuevamente.

Solución de problemas de plugins

Si desactivaste los plugins para averiguar cuál de ellos interfiere con el sitio web y, después de desactivar los plugins, el sitio vuelve a estar en línea, tu siguiente paso sería verificar los plugins uno por uno:

  1. Desactiva todos los plugins:

    1. Si hiciste cambios a través del panel de WordPress, simplemente asegúrate de que todos los plugins de la lista estén desactivados.

    2. Si usaste el método de archivos, cambia el nombre de la carpeta a plugins o mueve todos los archivos a la carpeta de plugins. Después de eso, cambia el nombre de la carpeta de cada plugin para deshabilitarlos por separado

  2. Comienza a habilitar los plugins uno por uno, verificando la disponibilidad del sitio web en modo incógnito después de cada plugin.

Independientemente del método que elijas, podrás encontrar el plugin dañado, por lo que tu sitio web se ejecutará sin problemas. 😊

¿Encontró su respuesta?